[EN CONSTRUCCIÓN - faltan las fotografías] Disculpad las molestias.

Este blog, que originalmente iba a ser una web, pretende acercar un tipo de arte que, por varias razones, no está tan valorado como lo puede ser la pintura, la escultura vanguardista o la fotografía, y que sin embargo mediante su estudio, se pueden aprender y entender muchísimas cosas sobre la sociedad de una determinada época y ciudad. Se trata del arte funerario, y en este espacio nos centraremos especialmente en el encontrado en los diferentes cementerios de la ciudad de Barcelona.

[Estudio realizado como trabajo de investigación de bachillerato (treball de recerca) en 2004.]

2.4.5. La cruz.

Una cruz es una figura formada por la intersección de dos líneas perpendiculares. Fue utilizada en Roma como instrumento de suplicio, para castigar con la muerte determinados crímenes. A partir de la muerte de Jesús en la cruz se convierte en un símbolo para los seguidores del cristianismo, que ven en ella un signo de liberación.

Se trata del símbolo por excelencia en nuestros cementerios, y prácticamente en todos los cementerios cristianos. Junto con los ángeles, las encontramos en casi todas las tumbas, en todo tipo de materiales y esculturas.

Al encontrarnos con tantas es fácil observar que casi ninguna es igual a otra. Su estructura es siempre la misma, aunque de diferente forma según el tipo de cruz. Las celtas tienen un círculo que rodea la intersección y suelen tener grabados, básicamente tribales celtas.
También tenemos las latinas, muy simples en estructura aunque suelen ser decoradas con motivos tales como flores, grabados o relieves con la cara de cristo. La mayoría son con el motivo del Cristo crucificado. Esta tipología de cruz es quizás la más libre puesto que es la que más se deforma según la época y la que más adornos suele llevar.
Nos obstante también nos encontramos con la cruz griega, que tiene proporciones iguales, cruces con brazos lobulados, y con menos frecuencia, las egipcias y las de calvario.

Hablando de materiales vemos que las cruces de tipo celta en general están esculpidas en piedra. Las cruces latinas por el contrario, han sido realizadas en materiales muy diversos como pueden ser la piedra, el mármol de colores varios, el bronce, el acero o el hierro forjado entre otros. Algunas incluso están grabadas en la piedra y hallamos otras que están dibujadas sobre la lápida y no alzadas. En las tumbas más humildes aparecen cruces hechas con varillas de hierro oxidado y retorcido del que se utiliza para hacer verjas de corrales.
Hemos mencionado antes que se decoran con motivos diversos. Además de eso, vemos que no solamente están decoradas sino que ya su propia figura es un adorno. Abundan en sobremanera las que se asemejan a troncos de árbol incrustadas en piedras. En una tumba modernista de Poblenou, hay una gran figura en forma de cruz, muy ancha y muy redondeada con dibujos en relieve en el centro.

Se trata sin duda del tipo de escultura que sale más barato, puesto que es el más simple en formas. A nivel de materiales, permite utilizar muchísimos, e incluso combinarlos entre sí, y a pesar de ello se utiliza muy poca cantidad para conseguir la forma deseada, lo que reduce todavía más su precio y más cuando éstas prácticamente se fabrican en serie.

No hay comentarios: