[EN CONSTRUCCIÓN - faltan las fotografías] Disculpad las molestias.

Este blog, que originalmente iba a ser una web, pretende acercar un tipo de arte que, por varias razones, no está tan valorado como lo puede ser la pintura, la escultura vanguardista o la fotografía, y que sin embargo mediante su estudio, se pueden aprender y entender muchísimas cosas sobre la sociedad de una determinada época y ciudad. Se trata del arte funerario, y en este espacio nos centraremos especialmente en el encontrado en los diferentes cementerios de la ciudad de Barcelona.

[Estudio realizado como trabajo de investigación de bachillerato (treball de recerca) en 2004.]

2.4.2.1. El sexo de los ángeles.

Los primeros artistas cristianos representaron los ángeles según el modelo de las victorias paganas aunque no de forma exacta. Hasta finales de la edad media serían siempre de sexo masculino.

La Biblia los describe como bellos adolescentes capaces de excitar los deseos culpables de los sodomitas. Se construyó una imagen de ellos basada en la virilidad y la juventud. Se los representa imberbes (los ángeles barbudos son la excepción) y casi siempre rubios, aunque eso en una escultura no se puede apreciar a no ser que se trate de estatuas policromas.

Los ángeles mujeres, inspirados en un modelo de belleza perfecta, y representados con una larga túnica que evoca una vestidura femenina, aparecieron en el siglo XV.

En cuanto a los ángeles niños, tienen un origen más antiguo, quizás de una falsa interpretación de las imágenes, en las cuales, de acuerdo con las reglas de jerarquía espiritual, estaban representados en pequeño tamaño junto a un Dios gigantesco. La costumbre de representar las almas de los muertos en forma de niños recién nacidos también contribuyó a su proliferación.

A partir del renacimiento, esos angelitos están a veces reducidos a cabezas aladas a causa de la falta de espacio. Molanus (teólogo luterano alemán, 1633-1722) quien los llama ángeles in imperfecta forma, recomienda la fórmula de la cabeza alada como la más apropiada para los seres inmateriales. Una cabeza y alas bastan para simbolizar sus caracteres esenciales: la inteligencia y la velocidad de los movimientos.


No hay comentarios: