[EN CONSTRUCCIÓN - faltan las fotografías] Disculpad las molestias.

Este blog, que originalmente iba a ser una web, pretende acercar un tipo de arte que, por varias razones, no está tan valorado como lo puede ser la pintura, la escultura vanguardista o la fotografía, y que sin embargo mediante su estudio, se pueden aprender y entender muchísimas cosas sobre la sociedad de una determinada época y ciudad. Se trata del arte funerario, y en este espacio nos centraremos especialmente en el encontrado en los diferentes cementerios de la ciudad de Barcelona.

[Estudio realizado como trabajo de investigación de bachillerato (treball de recerca) en 2004.]

0. Introducción.

En este trabajo he querido explicar esos grandes desconocidos que han sido a menudo escenario de pesadillas, películas y libros de terror, los cementerios. Existen falsos mitos, creencias y tabúes sobre ellos que hacen que mucha gente los evite y les desagraden, siendo quizás el extendido concepto del miedo a la muerte el más asociado a ellos. La lástima es que gracias a ello desconocen que en estos recintos se concentran una gran cantidad de obras artísticas de gran belleza, que deberían ser contempladas y estudiadas, dejando atrás así todos los miedos sin fundamento a estos lugares.
Según he leído, son muchos los historiadores y antropólogos que se han interesado en ellos para estudiar las antiguas civilizaciones o sociedades más actuales, pero, almenos en España, fuera de éstos personajes parece que son muy pocos los que se siguen interesando por el arte tumbal y los cementerios en general, pues sólo hay que ver cómo se hallan algunos, con numerosas lápidas rotas esparcidas por los suelos con el epitafio “no te olvidaremos nunca” o “te queremos”, con los respectivos nombres de los difuntos. Y eso por no hablar de la falta de información disponible sobre el tema.

El objetivo de esta investigación es intentar averiguar qué ocurrirá con los cementerios en un futuro próximo, si la gente realmente se preocupa por ellos o si eso sólo era cosa de la antigüedad. El hecho de no encontrar información y que siempre que se toca el tema, la gente lo evite con la excusa de que les dan miedo, o les sugestiona, hace pensar que realmente no les interesan en absoluto.

Lo que me motivó a la hora de hacer este trabajo fue el gusto por este tipo de arte, del que se aprende muchísimo sobre la antigüedad, y sobretodo por la falta de fuentes disponibles sobre este tema. Esto me animó a buscar y al comprobar ver que realmente no había ningún tipo de información, decidí redactarla yo misma y así poder proporcionarla a quien estuviera interesado.

Existen infinitas páginas web sobre otros temas; sin embargo, sobre los cementerios y el arte fúnebre no hay muchas, por no decir ninguna. Las pocas que encontramos apenas contienen información válida por lo que no sirven de mucho. De hecho, ni siquiera las páginas de las funerarias proporcionan una información detallada y completa. Además, hay muy pocos libros que traten sobre ello. Buscando por Barcelona solo encontré dos, y uno de ellos casi inservible a causa de sus casi treinta años de antigüedad, y en todo este tiempo las necrópolis pueden cambiar muchísimo, como cualquier ciudad.
Ésto también me llevó a diseñar y crear una página web propia (actualmente traspasada a este blog) con todo el contenido de este trabajo, para que otras personas interesadas puedan tener algún sitio dónde poder buscar y documentarse.

Algo que debo mencionar, es que en un principio también quería hablar de algunos cementerios europeos para poder así compararlos con los nuestros. Pero directamente fue imposible encontrar algo. Ni siquiera fotografías.

Lo primero que hice fue buscar toda la bibliografía posible sobre este tema y después de analizar los diferentes estilos arquitectónicos y artísticos, me puse en contacto con los servicios funerarios de Barcelona para conseguir un permiso de fotografía de cementerios. Esto fue un problema porque no todos los recintos disponen de fax y alguno de los vigilantes me ponía impedimentos a la hora de hacer las fotografías puesto que el permiso, que era para dos meses y para todos los recintos, lo tenían en la funeraria y yo no disponía de copia. A pesar de poseer este permiso, no se pueden fotografiar lápidas con nombres, ni personas y mucho menos ritos fúnebres como entierros y demás. A la hora de escoger un buen ángulo, este hecho lo complicaba un poco, pero tampoco ha sido un gran problema comparado con la falta de información.

Después de todo esto, ya me dediqué a analizar lo que había visto en los diferentes recintos fúnebres, clasificándolo y detallándolo, como podremos ver en los siguientes apartados, y comparando la información para poder llegar a unas conclusiones sobre todo ello.

Así pues, con la ayuda de estas pocas fuentes informativas de las que disponía y mediante la observación; visitando los nueve cementerios barceloneses y fotografiándolos, he conseguido hablar de los aspectos más generales de un cementerio cualquiera de nuestro país, de lo que hay y se puede ver, y luego centralizando en los aspectos más personales de los de la ciudad de Barcelona. Veamos cuales son.

No hay comentarios: