[EN CONSTRUCCIÓN - faltan las fotografías] Disculpad las molestias.

Este blog, que originalmente iba a ser una web, pretende acercar un tipo de arte que, por varias razones, no está tan valorado como lo puede ser la pintura, la escultura vanguardista o la fotografía, y que sin embargo mediante su estudio, se pueden aprender y entender muchísimas cosas sobre la sociedad de una determinada época y ciudad. Se trata del arte funerario, y en este espacio nos centraremos especialmente en el encontrado en los diferentes cementerios de la ciudad de Barcelona.

[Estudio realizado como trabajo de investigación de bachillerato (treball de recerca) en 2004.]

2.3.2. Las tumbas en el suelo y los panteones.

Aquí hablaremos de las tumbas de menor tamaño. Son sin duda las más diferentes entre ellas fuera de estilos y de todo.

Los más sencillos suelen presentar una lápida del tamaño de un ataúd, normalmente de mármol o piedra, que contiene los epitafios, inscripciones funerarias con los nombres de los difuntos, o relieves diversos, y a menudo van acompañadas de una estatua o una cruz. Si en vez de sepulturas sencillas, son panteones, presentarán la misma estructura pero este podrá contener un mínimo de tres ataúdes.
A veces nos encontramos con una columna; semejante a las ruinas griegas. Este tipo tumba recibirá el nombre de padrón. También aparecen obeliscos, que son columnas egipcias de carácter funerario muy finas, altas y de forma cuadrangular terminada por una pirámide. Las columnas serán un motivo que se repetirán mucho, sobretodo en los panteones neoclásicos o con influencias de este estilo. A veces aparecerán en conjuntos de cinco o seis juntas detrás de un ángel o semejante.

Los panteones de mayor coste se distinguirán fácilmente por su tamaño o por como son. Normalmente están más elaborados, provistos de más elementos y estatuas, y utilizan más el mármol que la piedra. Algunos son inmensos sarcófagos (formato más utilizado entre las tumbas más ricas) custodiados por un ángel, o varias sepulturas dando la vuelta sobre una gran cruz o un obelisco de bastas proporciones. Muchos tienen arcos donde aguarda una imagen en el centro, o tienen lápidas verticales o muros con grandes relieves o elementos diversos. Otros quizás hagan una combinación de todo. Muchos también presentan una estructura alrededor de toda la tumba, una especie de techo soportado por columnas decoradísimas. Y se ha de mencionar que algunos de los más grandes tienen una especie de valla baja de hierro o piedra, a veces mármol, con cadenas para evitar la entrada a la tumba de personas ajenas.

A pesar de todo, estas tumbas también se pueden clasificar según su estilo artístico al igual que las arquitecturas. Sobretodo se podrá hacer según sus elementos decorativos y los tipos de escultura que contengan.
Los neoclásicos tendrán elementos característicos del arte clásico. Las columnas jónicas; que son las más conocidas por todos, o elementos de otras culturas como la egipcia. Las esculturas neoclásicas presentan una especial atención a los sentimientos y a las emociones, una armonía de las formas del cuerpo y la posición en contrapposto (una parte del cuerpo tensa y la otra relajada, todo el peso del cuerpo se aguanta sobre un tobillo y el hombro del mismo lado se inclina ligeramente hacia abajo). También se tratan con gran delicadeza las ropas y las arrugas de las telas. Otra cosa que recupera el Neoclasicismo es la escultura helenística, caracterizada por la gran expresividad de los movimientos y el dinamismo. Además de la griega, se emplea sobretodo la escultura romana que se caracteriza por un gran realismo conseguido en los retratos, los bustos, los relieves conmemorativos y la subordinación de la escultura a la arquitectura.
Del Romanticismo precisamente lo que no destaca es la escultura. Sólo decir que tiene influencias de la escultura clásica, mucho más emotiva y con un movimiento muy exagerado y grado de realismo muy elevado. Se manifiesta elaborando preciosos ángeles o retratos juveniles de los difuntos, embelleciéndoles y realzando los valores de juventud y eternidad.
Sin embargo, en el Modernismo, la escultura cobra una importancia elevadísima. Se trata de una escultura más liberal, la posibilidad de crear cualquier forma, lejos del academicismo y poseen una gran expresividad. Un aspecto importante es el gran realismo que alcanzan.

Al tratarse del tipo de tumba más variada, no acabaríamos nunca de describirlas. Todos presentan elementos nuevos a gusto de la persona que lo encargó y eso los hace muy distintos y sobretodo personales.


No hay comentarios: